LOS SOCIOS DE INORDE EN EL PROYECTO CRinMA REALIZAN SU VISITA DE ESTUDIO A OURENSE Y MONTALEGRE


LOS SOCIOS DE INORDE EN EL PROYECTO CRinMA REALIZAN SU VISITA DE ESTUDIO A OURENSE Y MONTALEGRE

 El proyecto fue premiado por la Unión Europea por su temática y contenido en 2018, Año Europeo del Patrimonio Cultural.

El presidente del INORDE, Rosendo Fernández y el gerente, José Manuel Rodríguez, participaron en el primer Steering Group Meeting que se celebró con los socios del proyecto en Ourense.

El objetivo general del proyecto es mejorar las políticas regionales relacionadas con la protección y promoción del patrimonio cultural en las zonas de montaña.

Durante su estancia en Ourense, visitaron el Centro de Desenvolvemento Agrogandeiro del Inorde,  acreditado por la ENAC,  en Xinzo de Limia, así como el  Proyecto Estaciones ambos financiados por la U. E. en diferentes programas.

También se desplazaron por la Ribeira Sacra, Parada de Sil, Parador de Sto.Estevo, Monasterio de San Pedro de Rocas, tomando realidad de las condiciones de montaña y su aprovechamiento, así como de los recursos culturales del territorio.

Su visita estudio concluyó con una degustación del menú del Restaurante Inorde en Xantar (“19 Salón Internacional de Turismo Gastronómico”) donde vieron la puesta en valor de los productos autóctonos y la cooperación público (Inorde) – privada (Coren, Cuevas, Bodegas Campante-Morgadío), que posibilita esta puesta en escena.

PGI01996 CRinMA – Recursos culturales en área de montaña, tiene como jefe de fila a la  Región de MALOPOLSKA (Polonia) y como socios al Instituto Ourensano de Desarrollo Económico-INORDE (España), Región PODKARPACKIE (Polonia), Agencia de Desarrollo Regional de PRESOV (Eslovakia), Municipio de MONTALEGRE (Portugal), Asociación Europea de  Representantes de las Regiones de Montaña (Francia), Unión de Municipios de Montaña PIEDMONT -UNCEM PIEDMONT (Italia). Cuenta con un importe total de 1.217.250,00 euros.

El proyecto no sólo implicará directamente la mejora de los Programas Transfronterizos y de los Programas Operativos Regionales existentes, sino también un pensamiento más complejo sobre el papel del patrimonio cultural en las áreas de montaña, que se traducirá en mejores políticas y programas en el futuro.